Ventajas Y Desventajas De Los Inodoros Suspendidos

En la decoración y diseño de todo cuarto de baño uno de los elementos que siempre se tiene que hacer uso, es el inodoro, el que normalmente tienen un estilo convencional, es decir, cuenta con cisterna, palanca y va apoyado en el piso en alguna zona estratégica del cuarto de baño.

Aunque parezca que se trata de un elemento sin importancia o poco funcional, muchas veces la elegimos a la ligera, pero, ahora quiero hablarte de los inodoros suspendidos, de los cuales te mencionare las ventajas y desventajas, de tal forma que la tengas bien claro si la usas o no en el diseño de tu cuarto de baño que deseas que sea un gran espacio funcional. Aunque se trata de una opción de diseño moderno y elegante, como gran parte de muchos elementos que se usan para el baño, cuenta con ciertas ventajas y desventajas.

Si analizamos algunos cuartos de baños que tienen un diseño elegante, rápidamente nos imaginamos los inodoros suspendidos. Se trata de elementos que siempre parece ser bastante usando en los cuartos de baño exclusivos, y en tal sentido no tiene porque siempre ser así, cada día que pasa los inodoros suspendidos se lo puede usar en el diseño de todo cuarto de baño, esto pasa porque está más al alcance de todos los bolsillos.

Sanitarios Suspendidos 4

Ventajas de los inodoros suspendidos

Resulta bastante fácil reconocer de forma visual las diferentes ventajas que otorgan los inodoros suspendidos; a ninguna persona se le escapa el detalle que se trata de opciones que son más ligeras visualmente. Cuentan con formas “mínimas” que se ajustan perfectamente a la decoración de baño de diseño moderno, elegante y actual. Sin dejar de lado el diseño, nos brindan las ventajas funcionales que hacen del cuarto de baño un espacio acogedor.

- Los inodoros suspendidos tienen un estilo visual bastante ligero. Esta es una de las grandes ventajas de los inodoros que se tiene que destacar. Dichos inodoros levitan sobre el piso y cuentan con proporciones bastante livianas sin duda alguna.

- Tienen proporciones más elegantes: Al tratarse de un diseño de inodoro que no cuenta con apoyo para el piso y tiene un diseño que oculta el tanque, los inodoros suspendidos son los que cuentan con una geometría más limpia y unas proporciones más elegantes de todo inodoro tradicional.

- Se puede limpiar con más facilidad el cuarto de baño: otra de las grandes ventajas es que permite limpiar perfectamente y de forma más sencilla el piso del baño. La suciedad no se acumula en el piso como pasa con los inodoros tradicionales. Además, tienen un diseño que permite una fácil limpieza, ya que no tiene zonas de difícil acceso. Su fácil limpieza y mantenimiento es una de las grandes ventajas funcionales a tener en cuenta.

- Se ajusta a toda altura: Como se trata de inodoros que no van apoyados en el piso, se los empotra en la pared, otorgan la posibilidad de instalarse a la altura deseada que cumpla con las necesidades que deseas.

- Tienes la posibilidad de encontrar inodoros con diferentes tamaños, sin embargo, los inodoros más pequeños son los que más se utilizan, los que tienen una cisterna pequeña. Especialmente cuando se trata de la decoración de baños pequeños.

inodoro

Desventaja de un inodoro suspendido

Después que ver las principales ventajas, es momento de ver cuáles son las desventajas de un inodoro suspendido que son las causas que todas las personas hagan uso de uno el momento del diseño y decoración de su baño.

- Se usa un muro grande: Como en muchos casos se menciona, el espacio no se crea ni se destruye, hay el que hay. Y si la cisterna de un inodoro suspendido va oculta, ha de estar en alguna zona, y esa zona no es otra que tras el tabique del inodoro. Aunque en primera instancia parece que se ha ganado espacio, pero en realidad no, se puede decir que el espacio que ocupa es el mismo. Para la instalación de un inodoro con la cisterna oculta es necesario sin duda un muro más ancho, lo que hace que requiere trabajo de obra y ocupar más espacio, algo que no siempre se permite cuando se trata de baños pequeños.

- Difícil instalación: Aunque claro está que los inodoros son de fácil instalación y del mismo modo se puede desinstalar con facilidad. No es más que conectar todo bien y fijarlo bien en el piso, pero en el caso de los inodoros suspendidos, se tiene que fijar contra la pared, para lo que se necesita de un poco de experiencia en este rubro.

Mayor precio: este es una mayor desventaja que hace que muchas personas no puedan usarla en el diseño de su baño, aunque en los últimos años poco a poco el precio ha ido siendo cada vez más bajo. El alto precio que tiene, también se debe a que tiene una instalación compleja. La compra e instalación de un inodoro suspendidos supone una buena inversión.

- Complejo mantenimiento: aunque a la cisterna de este tipo de inodoros se puede acceder desde el pulsador, todos sabes lo complicado que es darle mantenimiento cuando se estropean. En muchos casos, es más conveniente cambiar la cisterna.

inodoro suspendido

Instalación de inodoros suspendidos 

También tienes que ingresar a:


Deja un Comentario

Leer más
Muebles suspendidos para baño

Estas buscando muebles suspendidos para baños. No es para nada sencillo realizar la elección del mobiliario del baño, pues el...

Cerrar